El dia

Caminamos por horas
Por  largas avenidas
Contando  palomas
nos comimos el día

Desde el cielo verde
Caen lagrimas oscuras
Nos bañan de molestias
Y se llevan nuestras risas

Déjame Amor

Mi corazón te envía un mensaje de amor
recolecto mil flores de mil color.
déjame verte
déjame hacerte feliz

Olvido Amor

Dibuje sobre cuadernos muertos, falsas sonrisas de ti
Deje caer la pluma, y se destintó en mi rodilla.
Me vi buscando y solo encontré tu ausencia
por una vez, deje de pensar en absolutos…
Me reacomode a mi existencia buscando un par.
nadé solo en mares de conciencias olvidadas
Momentos perdidos, borrados y digeridos
Que flotaron pesadamente hacia mis manos vacías
busqué tu imagen desnuda en el reflejo,
 busqué tu mirada en la punta de mis bigotes…
te vi sonreír desde lejos, y una tibia calma llegó
pero solo era un deseo escapado.
deje de buscar por segundos,
y en el fondo de mi cabeza
me vi nadando sólo en mares de olvido…
vague sin rumbo por huellas de caídas,
de azotes contra el piso y rasguños de paredes.
En desesperanza me quede en aquel vacío
Y nade en mares de conciencias olvidadas…

Arco iris de amor

Y@ la quier@ mucho
No la quier@ dejar
Eres mi sol
El arco iris de mi día gris
Mi paraguas de amor

Me Largo….

Para buscar con mis ojos
Miradas ancestrales
Sobre andes antiguos
piedras silentes
Alturas ocultas al tiempo
De ceremonias anónimas
Y ritos estelares
Labranzas colgantes
Desde lejos y mas atrás
Se bañan de aguas antiguas
Aguas de viento y tiempo
Me largo,
A caminar mis huellas
Por senderos eternos
De caravanas históricas

Tambos de alientos cortos

Respiro amor

Hoy respiro amor esa extraña sensación
de vivir un sueño y no querer despertar
permanecer allí acurrucado en los besos y caricias
que son la alegría de mi vida.

Mas amor

Mas que piedras
Mas que vientos
Mas que junglas
Mas que aguas
son piedras vivas
son vientos sabios
son junglas rapidas
son aguas perpetuas
desde lo alto, condores silenciosos
observan al puma yacer dormido
 sobre el lomo de la serpiente
son las rocas las que hablan
desde lo hondo de la montaña
reptan  desde antes
los espiritus ansiosos
que tallan escalones
en la ladera de los andes
andes antiguos, andes perpetuos
que anidan las historias
de imperios imborrables
te talla el viento, el rostro curtido
y destruyes construyendo con tu maza
formando la piedra
que se asienta una a otra
como amantes sin descanso